viernes, 2 de enero de 2015

LA DEPRESION DESPUES DE NAVIDAD




El alto nivel impulsividad y derroche de energías tiene su precio, eso sucede con la navidad, mezcla de fantasía, locura, religiosidad y nostalgia, una mezcla que conduce a depresión en mucha gente. A unos porque se les baja la nota, se baja la adrenalina y crecen los niveles de cortisol, de vacío, incertidumbre. Emociones de gasto, tarjetas con deudas, entran con compromisos, decepciones porque el amor de su vida no apareció, o terminó una relación. Los accidentes. Cambios drásticos. El 31 viene a ser como el culmen. El día de los Santos Reyes compensa un poco el golpe, pero el palo ya está dado. La resaca inevitable, seca o alcohólico. La parte de status, de ego en competencia, cosas terribles, este yo soy, una carnicería de apariencias. Se junta esto, y para el hoyo del desencanto, sumado a los kilos de más de las comidas brutas en que se entrega al estómago.
Pues todos de alguna manera nos vemos afectados y el enfoque es muy importante en todo esto. Si está en el ser o en el tener.
La tranquilidad es un buen consejero. Hacer un alto en el camino. De lo contrario la envidia ilusoria nos puede poner en condiciones muy lamentables.
Todo lo positivo que vivimos durante el año que pasa, visto bajo un enfoque adecuado. No desde el tener sino desde el ser, pueden ser muy buenos, con un balance a nuestro favor. Dios y la vida qué él ha diseñado siempre nos da cosas buenas, mejores que las que se ofrecen en los grandes centros comerciales.
Poner en orden las emociones. Esa es una buena pista para avanzar de mejor manera y no desde una depresión improductiva.
Al encontrar muchas cosas negativas, según el enfoque del ser y no del tener, también podemos sacar pistas interesantes, para acepta lo que no se puede cambar. Si ya tienes que usar bastón para este próximo año, pues eso ayudará a la calidad de tu vida.
Fui al oftalmólogo este año pasado y descubrí que mi ceguera avanzaba. Fui sometido a inyecciones de Avastin, un quimio terapéutico directo en el ojo. Y este tratamiento mejoró mi visión al punto que he podido seguir escribiendo y leyendo, y mi ceguera se fue de vacaciones, quizá no volverá o vendrá más lenta. He declarado milagro para mi vista. No me deprimió en lo más mínimo. Y este enfoque ha hecho que haya sido admirado por la misma cirujana. Me faltan otras intervenciones y un par de cirugías finales. Todo saldrá bien, es mi fe. El punto es que al descubrirlo me di cuenta de la posibilidad de ser ciego y tener que adecuar la vida en esa dirección. Primero el ser, eso nadie ni nada lo puede destruir. El tener, aún la visión es relativo. Hay ciegos más felices que muchos videntes.
El camino de la depresión, en este caso pos navidad aunque normal, no es lo mejor para comenzar, hay que superarla, aunque no nos haya ido bien. Y es que en navidad sólo a muy pocos les puede ir bien, los excesos y hacer lo mismo no puede conducir a algo diferente. Si siempre se bebe en demasía, se come, se endeuda, se defraudan los principios, etc. no se puede esperar algo diferente.
Ejercicios simples pueden ayudar.
Veamos algunos tips, como se les llama en este tipo de temas:
1. Enfocarse bien, ver las cosas de una manera diferente.
2. Comenzar a reparar, lo que haya sido roto, dietas, presupuestos
3. Resolver lo que nos hace daño.
4. Organizar un presupuesto real, programado, planificado
5. Buscar un tutor, guía o mentor para el año
6. Haz una lista de lo que necesitas y otra de lo que quieres. Borre las que quieres y deja sólo lo que necesitas. Dedícate a lo necesario y lo que quieres te será añadido.
7. Lista de necesidades pendientes, dentista, dinero para tesis o título, pero que no tienes dinero, véalo como una inversión, no como gasto. Haz lista de inversiones.
8. Todo lo que no se logra es porque no se planificó. Haz una lista de lo que requiere ser planificado, no dejarlo al azar. Lo aleatorio tiene otro lugar.
9. Entusiasmo es producto del pensamiento, de escribirlo, planearlo, y es la única medicina natural para activar la dopamina, que es la sustancia que necesitamos para sentirnos vitales.
10. No se quede sentado en la casa. Salga a un parque a caminar. Esto estimula las endorfinas que son los neurotransmisores cerebrales que corren por la sangre dando felicidad, bienestar, sin necesidad de drogas artificiales, ni alcohol.
11. No incluya inscribirse en un gimnasio eso es una fantasía, baile, dance en su casa, camine, muévase, practique el punto 10, sale barato y se logra más que un gimnasio. Los gimnasios son para gente que desea otro tipo de metas más definidas en cuanto fisicultura. El cuerpo es un instrumento que debe estar al servicio de la vida, no una adicción.
12. Vaya a su iglesia, pero sin buscar religión sino para participar en el gozo de tener una relación con Dios. No vaya a una iglesia donde lo hagan sentir una cucaracha o donde ud se sienta mal, la iglesia debe ser una agencia del Reino de Amor de Dios para sus hijos.
13. Valore lo sencillo. Esto da mejor equilibrio, adecuación a la realidad y darte cuenta de que no necesitas muchas cosas para poder estar contento. He aprendido a estar contento, dijo el apóstol Pablo, sin importar las circunstancias. O sea, ser sencillo.
14. Valore la paz. Eso baja la ansiedad. Paz en tu alma. Paz en tu casa. Paz a tu alrededor, aún en medio de algunos inconvenientes. Paz.
15. Valore ser agradecido. Deja que algunas cosas sucedan. No todo lo puedes controlar. Hay milagros y cosas aleatorias que no están en nuestras manos, muchas son sorprendentes, hay que tomarlas con cierta prudencia. Lo muy bueno a veces trae cosas no tan buenas.
16. Valore la humildad. Esa es la puerta a la verdadera grandeza
17. Pronto tendremos un canal donde estaremos tratando de forma sencilla estas cosas y otras muy útiles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada