domingo, 4 de enero de 2015

LOS REYES MAGOS


Hay dos lecturas. Franco Cardini, un historiador re-descubrió esta historia. Una lectura nos dice, está escrita en el Evangelio de Mateo. La otra lectura, proviene de la evolución legendaria en que se fue convirtiendo.
Es un misterio en el fondo. Estos astrónomos eran observadores y como el que observa encuentra o crea a partir de su observación participante, hallaron una estrella para seguir. 
De dónde provenían estos santos señores, cómo fue su camino, cuál fue su punto de partida.
Algunos dicen que venían de Mesopotamia. Un astrofísico inglés se ha interesado mucho en esa conjunción de la luna con venus. Este hombre cuestiona el origen babilónica. Los reyes no llevan corona. 
Persia, hoy Irán es zoroástrica. Cosas comunes los une en cuanto a las creencias cristianas. Los gorros de las primeras representaciones apuntan a esa nacionalidad. Sería un viaje de diez semanas aproximadamente.
En fin llegan a Jerusalén. Su primer encuentro es fatal. Herodes los manipula bajo falsos motivos.
En masada hay pistas de muros de piedras de ese atalaya y residencia de Herodes. Doce kilómetros está la tumba de ese rey. Fue un constructor, judío sin tradición, como tal es sólo un medio extranjero desarraigado e identificado con los romanos. Miedoso a perder el poder. Es supersticioso. Jerusalén, el edificio de Langrache ha estudiado este tema sin sacrificar su historicidad y sus conclusiones astrológicas han ayudado a la ciencia celeste. Un objeto como Venus no tendría que impresionarles. Jupiter y Saturno aparecieron en triple conjunción en esa época. Júpiter se representaba como rey. 
Para los romanos un cometa era señal de muerte de un rey. 
La estrella de Belén para el astrónomo no extrañaría a los magos.
Una nova, que es resultado de crisis y de una comida de estrellas es regular cada veinte años. Una brillante nova. Un suceso astrológico anunció algo nuevo en Judea. Y una nova, nueva estrella símbolo de un nuevo rey. Vayan y encuéntrese con él. Pero se encontraron con lo caduco, con un rey maléfico, Herodes.
La estrella y no la maldad los llevaron hasta un humilde niño, es futuro Rey, el actual para ellos, porque para los videntes y profetas el tiempo no es lineal sino cuántico como dirían hoy los físicos.
Jamín Odalí conocedor de Jerusalén dice que las construcciones de Justiniano son reflejo, como la de la Natividad es un simple espacio convertido en sagrado. Abajo donde está la gruta autentica dice él, acá llegaron auténticamente los magos. Gruta, pesebre o establo, es el lugar. Benjamín Olea explica bien de qué se trata, de una habitación parte atrás donde había animales y no el pesebre per se. Detalles y más detalles, interesantes . Tanto como todo lo pictórico que ha traído esta historia al arte.
Los símbolos. El tres, incienso, oro y mirra. En la iglesia Siria son 12. Se busca identificarlos con prototipos de adoración a Cristo. Pedro, Santiago y Juan, son 3. La trinidad es 3. Máxima armonía. Los magos son armonía máxima de la gentilidad que viene. Psicológicamente, uno representa la juventud, otro la madurez y otro la vejez. Hasta el siglo 12 se van dando interpretaciones. Asiáticos, africanos y europeos. El asiático es Asia y el joven África. El viejo es Europa.
En la tradición de la pinturas con el rey negro, hay cuadros que han sido puestos en ultravioleta, la primera pintura había sido transformadas. Los propietarios alteraron las pinturas para imponer la existencia de un rey negro. La representación de Africa en la universalidad obligó a la transformación de la historia.
Los regalos. Oro, por ser rey. Mirra, sepultura. Incienso por ser Dios.
El simbolismo es enriquecido. En la Edad Media se fija la imagen. Evolución teológica, histórica, artística.
El trasfondo. Muerte de niños judíos. El haber quitado el águila imperial produjo muerte de niños. Herodes, dicen intérpretes, sabía que no habría lágrimas en su imperio, recoge a niños, los matan cuando el muera. Esto para que haya lágrimas, ya que lo que había era aborrecimiento de los judíos hacia este traidor.
Mundo espiritual. Los ángeles. Estos advierten a los reyes magos. Vemos la existencia de estos mensajeros que marcaban las rutas protectoras para el regreso de estos buscadores. 
Se fueron, regresaron dice alguna tradición por barco. Desembarcando en la India. El Evangelio tomasino cuentan que ellos fundaron la iglesia cristiana de la India, donde los Magos son venerados con mucha devoción.
Mateo es enriquecido, sus 12 versículos se convierten en una producción para llenar bibliotecas y hoy ordenadores.
Justiniano encuentra los restos de los magos. Así se convierten en reliquias en tiempo en que estas son la base del culto. De Milán fueron llevados por Federico Barba Roja, se los lleva para Colonia. La nueva Jerusalén. Reliquias, imperio político, económico se juntan. Alemania es legitimada por reliquias, en este caso, los restos de los reyes magos.
Cuál es el grano pelado de toda esta historia. Está en el Evangelio de Mateo en solo 12 versículos. 
Su enseñanza: ahí está asegurada su gran importancia. Son poderos política y científicamente. Son reyes y científicos estos magos. Es el poder que solo le queda un camino si quiere sobrevivir, adorar la humildad, postrarse ante la insignificancia humana, representada en el niño dios. Este es el camino para Herodes, que lo desprecia, para los magos que buscan una alternativa mejor y para todo aquel que quiera darle sentido a cualquier poder recibido.
El poder del capitalismo produce en sí mismo destrucción de lo más importante, la persona. No menciono al socialismo porque ya no existe o nunca ha existido.
El poder de la iglesia, cualquiera que sea católica o el protestantismo político, ha hecho que se convierta en menos creíble. Hoy la aparición de un Papa Francisco en el catolicismo es señal de un deseo de cambiar de actitud, buscar una estrella que conduzca no al poderío sino a la humildad. Pero creo que es tarde. La gente tomó en sus manos la búsqueda espiritual y ha dejado de lado a las instituciones poderosas, aunque no desaparezcan ya que la misma gente, usa de ellas los símbolos de su identidad, pero en el fondo, ya son muy pocos los que obedecen más a las iglesias que a sus propias intuiciones. Hay más búsqueda hacia buscar la guía del Espíritu, la Estrella, que a los dogmas. La Biblia misma es leída cada vez más desde la perspectiva carismática, personal y utilitario que a la hermenéutica oficial. La gente está buscando estrellas verdaderas que conduzcan a algo verdadero. Eso hicieron los reyes magos.
Los poderes absolutos inclinados a la humildad representada en la familia sencilla, José, María y Jesús. En el pesebre, establo, cuarto en el patio. En el barrio donde luchan familias humildes por ser mejores personas. En la oficina del hombre sabio que llega a la conclusión que nada sabe. En el palacio de un papa que entiende que sólo es un obispo católico de Roma y nada más. En el palacio de gobierno, donde el presidente entiende que el camino de construir monumentos a sí mismo solo lleva a la locura y a la violencia destructiva de parte de los resentidos con justeza. En la prepotencia de un profesional, de un rico, que se despoja de ello dándole más poder a un simple virus que con su potencia puede enviarlo al cementerio en un solo viaje rápido VIP. En ese deseo de salirse de ese cajón de borrachera de poder, de salir de las condicionantes de la miseria, mediante una estrella, siguen presentes Melchor, Gaspar y Baltazar como los llamó no la Biblia sino la gente. 
Cada acontecimiento es una oportunidad para discernir una estrella de esperanza.
El camino es el mismo. La humildad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada