martes, 11 de junio de 2013

Tiempo bien perdido (poema para trastornados)



Si he perdido mi tiempo no fue
por ella, ni por mí siquiera
ni por la mariposa de colores que me robó las horas
contemplandole su hermosura,
ni por las noches de trastornos tratando de alcanzar el
vuelo de un pensamiento sin alma,
ni por el humo guerrillero de batallas que nunca existieron,
ni por abandonar en un día lo que costó milenios,

no,
si perdí mi tiempo, fue porque no pude
esperar pacientemente la llegada de la fruta prohibida
de una siembra tormentosa,

si lo perdí, fue por no entregar tus amores al destino de otros dioses,
ni dejar que los buitres se comieran mis entrañas,
ni por cambiar mi primogenitura por un plato de lentejas viejas,

si perdí mi tiempo
fue para abrazar el tuyo,
en la locura del juego de apostarlo todo
por el pan que no es inmundo,
por el beso que no es de Judas,
por las manos que no traicionan
y por la gracia que no pone precio al amor que
calla.

si perdí mi tiempo, no fue para perderlo,
sino para transitar el paso de una estrella,
que dando su rústico cuerpo sin belleza
sirve de luz inmensa al amor eterno
con el que gano en un instante
mil millones de siglos tan perdidos
por solo estar a tu lado sin injurias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada